Blog

Ultimas noticias Insulares
4 sep

Inician diseño de nuevo aeródromo para Juan Fernández

Acondicionarán la pista para recibir aviones más grandes. Tras el accidente del Casa-212 se realizaron mejoras, como mantener un operador de forma permanente, comunicación por radio, telefonía satelital e internet.

Un año y medio durará la elaboración del diseño del nuevo aeródromo que tendrá el archipiélago Juan Fernández, según aseguró el alcalde de esta comuna, Felipe Paredes: “Este año comienza el proyecto de diseño del nuevo aeropuerto. Si bien es un proceso que durará 18 meses, estamos dando forma a los talleres de participación, para que la comunidad pueda opinar, porque la idea es tener un aeropuerto seguro, con mucha más tecnología y preparado para recibir aviones de gran tamaño”, explicó el jefe comunal.

El diseño es la mejora más importante que se realiza en este terminal aéreo desde el accidente del Casa-212, ocurrido el 2 de septiembre de 2011 y donde murieron 21 personas, entre ellos el animador de televisión, Felipe Camiroaga. Después del siniestro se instaló “energía fotovoltaica las 24 horas del día a través de paneles solares, un operador de forma permanente que tiene telefonía IP, comunicación por radio, telefonía satelital e internet, cosas que no funcionaban antes del accidente”, aseguró el alcalde.

Paredes añadió que el proyecto del nuevo terminal aéreo contempla acondicionar la pista ya existente para recibir aviones de mayor tamaño. “Actualmente pueden llegar hasta cuatro aviones, pero hay una limitación de peso, porque la carpeta no resiste cualquier aeronave. El nuevo proyecto va a dejar la pista acondicionada para recibir aviones Hércules. Lo que se va a hacer es cambiar  la carpeta, de asfalto a una de hormigón. Y tendrá casi la misma extensión”, dijo.

Estrella Aguirre (55), residente de la isla Robinson Crusoe, cuenta que viaja una vez al año al continente porque es discapacitada. Por lo mismo, piensa es sería una ventaja tener un nuevo aeropuerto para la comuna.

“Yo viajo todos los años al médico en avión y el barco es muy incómodo. También viajo por vacaciones, ya que trabajo todo el año acá en la isla, como comerciante. El pasaje me sale 40 mil pesos, porque existe un subsidio del gobierno, pero lo malo es que los aviones tienen capacidad solo para ocho personas. Existe mucha demanda y se agotan altiro los pasajes. Mucha gente queda abajo”.

Inversión

Además, el municipio solicitó a la Dirección de Aeropuertos (DAP) del Ministerio de Obras Públicas (MOP), agregar hangares en el diseño, para que privados que estén interesados puedan dejar sus aviones o helicópteros, además de un helipuerto.

El proyecto contempla una inversión estimada de $ 20 mil millones y la principal dificultad es tener las materias primas de construcción a mano, según comentó el alcalde.  “Acá no hay áridos, hay que traerlos desde el continente, el aeródromo está al otro lado de la isla, y el material tendría que llegar en barco a la bahía Camberland y luego ser trasladado hacia bahía Del Padre. Será un proyecto grande y extenso en el tiempo, pero es una necesidad histórica que va en línea con nuestra campaña de difusión, que empezamos en 2013, para fomentar el turismo y que la gente pierda el miedo de venir a la isla”.

El concejal Julio Chamorro coincidió con el alcalde en que el accidente del Casa-212 generó “un impacto negativo en el turismo. Aumentar el número de turistas visitantes nos ha costado mucho dinero en publicidad y campaña nacionales e internacionales”.

El concejal Christian López, en tanto, dijo que, además del aeródromo, hay que mejorar la conectividad interna entre el pueblo San Juan Bautista y el terminal, ya que el aeropuerto “está a 300 metros sobre el nivel del mar, luego hay que trasladarse en un auto hasta un muelle, donde se toma una embarcación que, luego de una hora navegando, llega a San Juan Bautista. Si bien hay un proyecto para mejorar ese muelle, que está trabajando la  Dirección de Obras Portuarias, no es un proyecto para este año”.

Conmemoración

Durante esta jornada se realizó un momento de reflexión en el colegio Robinson Crusoe,  respecto a la tarea que realiza Desafío Levantemos Chile, el accidente y los problemas que se evidenciaron a nivel local tras el siniestro.

Pasadas las 18:00 horas, representantes de la Dirección de Aeropuerto, el municipio y la comunidad se reunieron en el borde costero, junto con representantes de diversas religiones de la isla, para lanzar al mar una ofrenda florar en memoria de las víctimas del accidente.